AlbaricoqueRico en azúcares naturales, vitamina A y calcio.

El albaricoque, también conocido como damasco o albérchigo, es el fruto del albaricoquero, árbol de la familia de las Rosáceas. El fruto tiene la carne jugosa, firme y con un delicioso sabor dulce.

El albaricoque fue denominado originariamente Prunus armeniaca porque los romanos lo introdujeron en Europa desde el lejano oriente vía Armenia. Es originario de las zonas templadas de Asia, Corea del Norte o Manchuria, aunque las primeras referencias sobre su cultivo se remontan al año 3000 a.C. en China. Actualmente se produce en países como Turquía, Suiza, Grecia, España, Francia, Estados Unidos, Sudáfrica y Nueva Zelanda. España es un importante productor, siendo la cuenca mediterránea donde se inició su cultivo.

Los albaricoques más dulces y jugosos se pueden encontrar desde finales de la primavera hasta finales del verano, es decir, entre mayo y septiembre. La tonalidad rosada que adquiere la piel indica un exceso de dulzor en la fruta.

Destaca por la abundancia de fibra, que mejora el tránsito intestinal, y su contenido en provitamina A (beta-caroteno), de acción antioxidante. Su contenido mineral no es menos importante, ya que es rico en elementos como el potasio y, en menor proporción, en magnesio y en calcio, este último de peor aprovechamiento que el que procede de los lácteos u otros alimentos que son buena fuente de dicho mineral. El beta-caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita.

El medicamento laetrile, un tratamiento para el cáncer, se extrae de las semillas de albaricoque. Ya en el año 502, las semillas de albaricoque se utilizaban para tratar tumores, y en el siglo 17 el aceite de albaricoque se utilizó en Inglaterra contra los tumores y úlceras. La corteza, las hojas del albaricoque contienen amigdalina,  un compuesto natural que degrada la liberación de ácido cianhídrico o cianuro de hidrógeno en el estómago.

Composición y propiedades del albaricoque

Aspectos nutricionales

Comparado con otras frutas, su aporte energético es bastante bajo, dada su elevada cantidad de agua y modesto aporte de hidratos de carbono. Los albaricoques son una buena fuente de fibra dietética insoluble con celulosa y lignina en la piel y pectina soluble en su carne. Su color crema de oro hace que contengan carotenos amarillos, incluido el beta-caroteno, lo que hace que esta fruta sea una buena fuente de vitamina A, de acción antioxidante.

El contenido mineral de los albaricoques es rico en potasio, en menor proporción; magnesio y calcio

Los albaricoques también tienen vitamina C y hierro.

  • Los ácidos málico y cítrico son los principales ácidos de los albaricoques. También se encuentra ácido tartárico y el ácido succínico.
  • Los aminoácidos libres presentes en el albaricoque son: ácido aspártico, ácido glutámico, treonina, serina, prolina, alanina, glicina, valina, leucina, histidina y tirosina.
  • El albaricoque es rico en azúcares naturales, vitamina A y calcio.
  • El albaricoque es una buena fuente de las vitaminas del complejo B, riboflavina y niacina, así como la vitamina C.
  • La nuez del albaricoque es rico en proteínas y grasa y se considera tan valiosa como la de cualquier otro fruto seco.
  • El albaricoque contiene entre un 40 a 45 por ciento de un aceite que es prácticamente similar al aceite de almendras por sus propiedades físico-químicas.

Beneficios de comer albaricoques

Los huesos de albaricoque, que producen un aceite similar al de la almendra, han sido ampliamente utilizados por su acción antiespasmódica o sedante ya que da alivio a los músculos tensos y posee propiedades emolientes y relajantes. Los huesos de albaricoque son muy nutritivos. Sólo uno de los nutrientes que contiene es "amígdala" la llamada vitamina B17. Se ha encontrado que las personas que todavía comen una dieta tradicional, natural, que contiene "amígdala" en gran parte están libres de cáncer.

El  consumo del albaricoque es adecuado en caso de estómago delicado y digestiones pesadas.

  • Estreñimiento. Laxante suave, agracias a su contenido de celulosa y pectina.
  • Los albaricoques tienen una reacción alcalina en el sistema. Ayudan a la digestión, si se consumen antes de una comida.
  • El albaricoque es un remedio excelente para la anemia por su alto contenido de hierro. La cantidad pequeña, pero esencial, de cobre que contiene el albaricoque hace que el hierro sea asimilable por el organismo.
  • La producción de hemoglobina podría ser mayor en el cuerpo si se consumieran más albaricoques.
  • El albaricoque tonifica los ojos, estómago, hígado, corazón y nervios mediante el suministro de vitaminas y minerales.
  • El jugo fresco de las hojas del albaricoque es útil en enfermedades de la piel. Se puede aplicar con resultados beneficiosos en la sarna, eczemas, quemaduras solares y la picazón de la piel debido a la exposición al frío.
  • El albaricoque es una fruta diurética al contener potasio, es recomendado en el tratamiento dietético de diversas enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial.
  • Los albaricoques frescos maduros son ricos en taninos, sustancias con propiedades astringentes, antiinflamatorias y antioxidantes.

Variedades de los Albaricoques

  • Temprano
  • Rojo Pasión
  • Valorange
  • Kow
  • Mauricio
  • Bulida

Rama de albaricoquero con frutoAlbaricoquesAlbaricoquesAlbaricoquero

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Si quieres más información sobre las cookies, consulte nuestra Política de cookies.

  Acepto las cookies de este sitio.